INFORMACIÓN IMPORTANTE: Esta página utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos, mejorar la navegación por la web. Si continúa navegando entendemos que acepta la instalación de cookies. Para obtener más información sobre las cookies y cómo puede gestionarlas acceda a nuestra Política de cookies. aceptar
Lapayese, Teresa

Lapayese, Teresa

Madrid, 1966

Teresa Lapayese nace en Madrid, en el seno de una familia con notables y variadas referencias artísticas en su entorno –un abuelo y un tío pintor, otro tío escultor y un padre arquitecto- y este ambiente que respira con naturalidad desde su niñez, será su primer aliento inconsciente en su futura vocación pictórica. Su aprendizaje se inicia en la Escuela de Artes Aplicadas, donde cursa la Especialidad de Técnicas del Volumen, graduándose en 1988. Entre 1990 y 1995 realiza la licenciatura en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, obteniendo la Beca por la Cátedra de Paisaje en Ayllón, el mismo año que termina sus estudios.

Teresa Lapayese nace en Madrid, en el seno de una familia con notables y variadas referencias artísticas en su entorno –un abuelo y un tío pintor, otro tío escultor y un padre arquitecto- y este ambiente que respira con naturalidad desde su niñez, será su primer aliento inconsciente en su futura vocación pictórica. Su aprendizaje se inicia en la Escuela de Artes Aplicadas, donde cursa la Especialidad de Técnicas del Volumen, graduándose en 1988. Entre 1990 y 1995 realiza la licenciatura en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, obteniendo la Beca por la Cátedra de Paisaje en Ayllón, el mismo año que termina sus estudios.

Su obra la define claramente como una artista detallista y meticulosa, cargada de un preciosismo exacerbado y artesanal, en el que la luz se convierte en su gran aliada,  pasando a ser la indiscutible protagonista de sus cuadros, que dicen todo de ella, mucho más que cualquier discurso que se pueda escribir. La luz inunda sus cuadros, incluso emana de ellos, envolviendo los distintos elementos que la componen y sus diferentes texturas y calidades, ya sean tejidos, porcelanas, frutas o cristal.
El sorprendente ilusionismo de sus trabajos, nos hace reflexionar acerca de la milagrosa dualidad de la pintura, ya que, al mismo tiempo contemplamos una ilusión de la realidad y la evidencia material de que estamos ante una ilusión pintada...


 Antonio Maldonado García

(+) (-)
Mostrando 1 - 3 de 3 items